Destinos

Krabi, otro tesoro de Tailandia que no debes perderte

By: Lillian Malave Poupart

Marzo 5, 2018

Muchos se preguntarán qué lugares visitar en Tailandia de tantas opciones a escoger.  La realidad es que cuando comencé a planificar mi viaje siempre estuve clara que Krabi era uno de los lugares que quería conocer.  Krabi es uno de los tesoros más preciados de Tailandia.  Y es que esta provincia ubicada al sur del país nos regala paisajes de película.  La particularidad de sus rocas e islotes que sobresalen del mar crean una imagen que jamás borrarás de tu mente.  No puedo negarles que fue difícil decidir qué actividades hacer, ya que las opciones eran muchas.  Estaba indecisa si me hospedaba en Railay o en Ao Nang.  Ya había recorrido las islas Koh Phi Phi, las cuales también forman parte de Krabi, pero quería hacer algo un poco diferente.  Eso si, estaba segura que el agua y la naturaleza siempre estarían envueltas independientemente de lo que eligiera hacer.  Así que finalmente, me decidí por Ao Nang.  Tomé un ferry desde el Puerto de Tonsai en Koh Phi Phi Don hasta el Puerto de Nopparat Thara en Ao Nang.  Al llegar al Puerto de Ao Nang, mi amigo y yo tomamos un tuk tuk para llegar al hotel donde nos hospedaríamos.  Estaba ansiosa por conocer el lugar donde pasaríamos las últimas tres noches.

El Ponsiri Resort lo conseguí por Booking y desde que lo vi, dije: este será mi regalito extra del viaje. El resort quedaba como a 10 minutos del puerto.  Pagamos 102 USD por noche con desayuno incluido, pero si lo visitan en temporada baja, seguramente pagarán mucho menos.  Es un resort bien pequeño, pero acogedor, y está lejos del bullicio. La comida me pareció muy buena y el servicio fue excelente. Así que de todos los lugares donde me hospedé en Tailandia, este es el que realmente recomiendo. Claro está, dependerá de los intereses de cada quién, ya que el hotel no tiene ambiente de fiesta. Es más bien para relajarse y descansar después de pasar el día en alguna excursión alrededor de Krabi.  Tampoco está ubicado en el área de la playa, pero queda a minutos de esta y también bastante cerca de Krabi Town.  El hotel además provee información sobre diversas excursiones y te brindan toda la ayuda necesaria.  En nuestro caso, el primer día reservamos un chofer privado para ir a visitar las Aguas Termales y la Piscina Esmeralda.  El costo fue de 2500 BAHT (80 USD) por ocho horas.  Una opción mucho más económica es alquilar una moto e ir por cuenta propia.

Comenzamos el día visitando el Thung Teao Forest National Park en el área de Khao Phra Bang Khram.  Nuestro objetivo era conocer la famosa Piscina Esmeralda (Sa Morakot) y la Piscina Azul o Blue Pool.  Dicho bosque está rodeado de senderos que te dirigen hacia diez diferentes puntos.  En la entrada encontrarás un mapa donde te explica la ruta a seguir.  Para llegar a la piscina Esmeralda hay que caminar como 800 metros.  Demás está decir que los colores de ambas lagunas son impresionantes.  La temperatura del agua en la piscina Esmeralda estaba perfecta; ni fria ni caliente.  El color verde es tal y como se ve en la foto.  Aquí no se necesitan los filtros.  Su belleza es única.

Aproximadamente, a 200 metros de la Piscina Esmeralda se encuentra la Piscina Azul.  Nunca había visto un cuerpo de agua natural con ese tono de azul tan particular.  Quedé realmente impresionada.  En esta piscina no es permitido bañarse, pero si vale la pena visitarla y contemplar este espectáculo de la naturaleza.  El costo de entrada para ver estas lagunas es de 100 BAHT para niños y 200 BAHT para adultos.  La entrada al Parque Nacional es de 200 BAHT (6.38 USD).

Después de disfrutar por unas horas de estas dos fascinantes piscinas naturales, nos dirigimos a las cascadas de aguas termales Nam Tok Rawn, las cuales también forman parte de este Parque Nacional.  El costo de entrada a estas cascadas es de 90 BAHT (2.87  USD).  En el área también hay vestidores para conveniencia de sus visitantes.  Aunque el área  es pequeña y muy visitada, el tiempo recomendado para bañarse en las aguas termales no debe sobrepasar los 20 minutos.  Como las personas entran y salen constantemente, no tendrás problema en encontrar tu spot para relajarte.  En Krabi no solo hay playas hermosas, sino que también guarda tesoros naturales en sus bosques que no se deben pasar por alto.

En nuestro segundo día en Krabi elegimos hacer una excursión durante nueve horas que nos llevaría a realizar varias actividades en diferentes puntos.  El tour nos recogió en el hotel a las 8am y nos llevaron a tomar un bote o longtail boat hacia la Bahia de Phang Nga.  El costo por persona fue de 1,700 BAHT (54 USD) e incluía almuerzo, transportación, entradas y todas las actividades que verán a continuación.  Nuestra primera parada fue en la Isla de James Bond, conocida con este nombre por la filmación de la película The Golden Gun (La Pistola de Oro) en 1974 estelarizada por Roger Moore y Christopher Lee.  Luega de esta película es que el lugar comienza a hacerse famoso y hoy día es uno de los principales atractivos del Parque Nacional Phang Nga.

La isla de James Bond se compone de dos islotes.  En uno de estos se encuentra la famosa piedra Ko Tapu o monolito de roca escarpada de unos 20 metros de altura que queda a 200 metros de la orilla.  Ko Tapu significa “isla uña” por la forma del islote.  Como podrán ver, las aguas son oscuras.  Regularmente lucen de color verde pero en nuestra visita lucían como marrón.  Por lo que no nos animamos a bañarnos, pero son muchas las personas que lo hacen sin ningún problema.  Al otro islote se le conoce como Khao Phing Kan que significa “colinas que se apoyan una contra la otra”.  Al llegar al lugar, justo en la entrada verás un mercado para comprar artesanías y/o snacks, y también una cueva la cual es fácil de recorrer.

DCIM100GOPROGOPR1759.

La próxima actividad dentro del Parque Nacional era hacer “canoeing” que consta de un paseo en balsa por diferentes cuevas alrededor de Phang Nga, la cual era manejada por un local.  Recorrimos varias cuevas pero sólo nos bajamos en una llamada Koh Talu, ya que las demás no tenían orilla.

A mí en lo personal, me gustó mucho el paseo ya que siempre he sentido una atracción especial por las cuevas. Cada una tiene su historia y sus formaciones las hacen únicas.  Así que pueden imaginarse que cada vez que pasabamos por debajo de alguna de ellas me quedaba como hipnotizada.  En la foto de abajo verán la cueva Lod Cave.  Esta es un poco más alta que las demás y se puede pasar fácilmente por debajo de la misma.  En otra de las que visitamos tuvimos que agacharnos para poder cruzarla y fue toda una experiencia.

Luego de terminar nuestro recorrido en balsa nos dirigimos a Panyee Village para almorzar.  La isla de Koh Panyee o “isla de los gitanos del mar” es habitada por más de 1,400 habitantes, los cuales casi todos son descendientes directa o indirectamente de la primeras personas que comenzaron a vivir en el lugar alrededor del siglo XVIII.  Toh Baboo y sus parientes dejaron su país de origen con la intención de encontrar un nuevo lugar para vivir y es alli donde se encuentran con esta isla.  Al ser extranjeros, las leyes de Tailandia en aquel entonces, no les permitían poseer ningún terreno.  De ahí es que surge la idea de construir un pequeño pueblo sobre el agua.  Hoy día este pueblito se destaca por la pesca.  Si lo visitas, te encontrarás con muchas tienditas de artesanías, lugares de comida, un colegio, una mesquita y hasta un campo de fútbol sobre el mar.

Terminada nuestra parada en Koh Panyee Village nos dirigimos a la costa para tomar el autobús que nos llevaría al templo de Wat Tham Suwan Khuha o Templo del Buda de la Cueva.  Justo en la entrada fuimos recibidos por una manada de monos que se acercaban a las personas en busca de comida.  En el mismo lugar puedes comprar maíz para alimentarlos.

En este templo, también conocido como “Monkey Cave” vimos uno de los budas reclinados más impresionantes de Tailandia. Y lo más interesante es que queda justo dentro de una gigantesca cueva.  Dentro del templo, además verás chedis y diferentes estatuas de Buda.  La realidad es que en Tailandia existen miles de templos budistas, y tengo que decirles que este fue uno de los más particulares que visité.  Es importante saber que para entrar al templo, las mujeres deben tener pantalón o falda larga.  Yo estaba en pantalón corto porque estabamos en el mar, pero no tuve ningún problema, ya que en la entrada me proveyeron una manta para cubrirme las piernas.

Después de visitar este templo, nos dirigmos a la última actividad programada que consistía en visitar una cascada.  Allí no dudamos en darnos un buen chapuzón de agua fría para refrescarnos y cerrar con broche de oro nuestro último día en Tailandia.  La sensación era dulce y amarga a la vez.  El sólo hecho de pensar que ya casi nos despedíamos de este maravilloso país nos llenaba de tristeza.  Pero bueno, lo importante de cada viaje es despedirse con un corazón agradecido, con la mente renovada y el alma enriquecida. Que si vuelvo a Tailandia?  Claro que sí!  Me quedó demasiado por conocer.  Solo espero que el día que regrese sea para recorrerlo sin prisa, con fecha de llegada pero no de salida.

DATOS/RECOMENDACIONES:

  • Lugares dónde hospedarse: Ao Nang, Railay, Krabi Town, Koh Phi Phi Don, Koh Lanta,  Koh Jum.  Las zonas más economicas por lo general son Ao Nang y Krabi Town.
  • Cómo llegar a Krabi: ferry, bus, avión o tren dependiendo de donde vengas.  En mi caso, yo llegué en ferry ya que venía de Koh Phi Phi, pero si arribas de otras ciudades como Bangkok, Phuket o Chiang Mai puedes usar los otros métodos de transporte.  Algo que debes saber si decides quedarte en el area de Railay, es que debes llegar a la costa y de allí tomar un bote que te dejará en la playa.  En Railay no existen carreteras que conecten con Ao Nang u otras zonas de Krabi.  De igual forma, a las islas también hay que llegar en bote o ferry.
  • Qué hacer en Krabi: hay un sinnúmero de actividades y lugares a visitar en Krabi.  Pueden escoger desde visitar templos, el bosque nacional, Krabi Town, el área de Phang Nga Bay, realizar escalamientos en Tonsai, y disfrutar de sus hermosas playas tales como: Phra Nang, Koh Poda (isla de Poda), Chicken island, Hong beach, entre muchas otras.  Desde Krabi hacen excursiones de un día a las islas Koh Phi Phi y/o combinando las otras 4 islas (Chicken, Koh Tup, Koh Mawr y Poda).

 

Si te gustó este artículo, por favor compártelo para que sirva de ayuda a otros viajeros como tú.  Bendiciones infinitas!

 

 

2 comentarios en “Krabi, otro tesoro de Tailandia que no debes perderte”

    1. Saludos! Tailandia es un país económico. El costo dependerá de los ahorros en pasajes y estadía, la manera en que se transporte y los lugares a visitar. Las excursiones siempre serán más costosas que visitar las atracciones por cuenta propia. Las comidas son económicas. En general, si busca ahorro puede gastarse 2,500 o menos por 12 días.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s